17 de diciembre de 2014

Más vale un rojo que cien palideces

Alfa Eridiani deplora comunicar que suspender la publicación de El Espejo de Ares II debido a un mal entendimiento tanto con el auto, Magnus Dagon, como con el diseñador de las tapas, Fran Tapias.

El origen de todo este desaguisado se debe a que el autor, sin poseer los conocimientos necesarios de lo que implica encargar unas tapas, contacto con Fran Tapias para que le diseñase la portada, cuando todo el mundo sabe que eso por si sólo no es necesario.

Lógicamente, Fran Tapias se ha negado a continuar un trabajo que no había aceptado.

Aunque Alfa Eridiani podría contactar con un nuevo maquetador, no es costumbre resolver los desaguisados que provocan otros.

Lo que más sentimos desde esta editorial es el cuantioso dineral, para una editorial pequeñita, que llevamos invertido en el proyecto por no decir la ilusión, trabajo y dedicación que han llevado a cabo otra persona maquetando el libro.

Saludos cordiales, José Joaquín Ramos.